Perdonar i perdonarse…

“El hecho de perdonar y perdonarse es un proceso que implica hacer consciente eso que nos ha causado dolor para poderlo integrar a nivel cognitivo y emocional a otro estadio más neutro, y poco a poco más positivo.

El perdonar a los otros, y sobre todo: perdonarse, implica una elevada dosis de conocimiento consigo mismo. Es muy importante en ese sentido, hacer consciente “qué parte de responsabilidad tengo en relación con los otros”, y a su vez, comprender los mecanismos inherentes que han provocado estos sentimientos de odio y rencor.

SE HABLA DE RESPONSABILIDAD, NO DE CULPA. Y EN ESE SENTIDO ES HACER CONSCIENTE EL SENTIMIENTO DE DOLOR QUE HA CAUSADO UNA SITUACIÓN DOLOROSA EN RELACIÓN A OTRA/S PERSONAS, O BIEN CONSIGO MISMO. EN MUCHAS OCASIONES UNO MISMO PUEDE SER MUY EXIGENTE Y NO PERDONARSE ANTE SITUACIONES CONCRETAS.

El perdón es la aceptación del hecho sin rencores, sin rabias,…En definitiva, todo un reto muy agradable cuando se va realizando ese proceso, y aún más gratificante cuando finalmente se consigue ese acto”.